11.9.12

PAUL AUSTER



Editorial Planeta ha decidido publicar La biblioteca Paul Auster, en una primera etapa, con la publicación de siete libros bajo el sello Seix Barral, en versión Booket y a precios económicos, que van de los 49 a los 89 bolívares.

Para los amantes del escritor, guionista y director de cine de Nueva Jersey seguramente será una delicia tener en sus manos los siete tomos de este nuevo lanzamiento. Para quienes desconocen su obra, esta biblioteca es también una oportunidad de acercarse a uno de los más prolíficos y célebres escritores estadounidenses de la actualidad.

Paul Auster, escritor, traductor de poesía -sobre todo de autores franceses-, guionista y director de cine, graduado de literatura francesa, inglesa e italiana en la Universidad de Columbia de Nueva York, y que ayer cumplió 65 años, es uno de los autores más reconocidos en todo el mundo, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2006, además del Premio Morton en 1990, que otorga la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras.

En el mundo del cine, tras filmar Smoke (1995) y Blue in the Face con su amigo Wayne Wang y dirigir en solitario Lulú on the bridge (1998), rodó La vida interior de Martin Frost (2007), en la que actúa su hija Sophia. Ha escrito los guiones de estas cuatro películas, así como el de The Music of Chance, basada en su novela homónima (La música del azar). 
 

Sinopsis De Las Obras:

La Noche Del Oráculo




El protagonista, el escritor Sidney Orr, un trasunto del propio Auster, se lanza de nuevo a la vida después de haber vivido una fatal experiencia que lo situó al borde de la muerte. En su vuelta a la vida, física y mental, se enfrenta de nuevo al desafío de la página en blanco, con la ayuda de un singular cuaderno portugués, que le inspira una historia que se entrecruzará con la suya propia a lo largo de toda la novela, hasta el punto de llegar a plantear la tesis de que sean las propias palabras la que desencadenen los sucesos en la realidad.

Lo real y lo imaginado se enlazan como las caras de una moneda hasta el desenlace de las historias "reales", centradas en la relación con su esposa; un amigo de ambos, afamado escritor y el atribulado señor Chang, vendedor de la papelería. Sin embargo, los personajes imaginados tienen igual peso y se ven arrastrados por las mismas pasiones, hasta llegar a confundir al propio lector, sobre si Auster/Orr trama sus historias o éstas le arrastran a él.

 

El Cuaderno Rojo



Un número equivocado está en el origen de este libro. Un hombre lo llamó por teléfono una noche preguntando por la agencia de detectives Pinkerton; el novelista le dijo que se había equivocado. Llamada y respuesta se repitieron la noche siguiente. Y el narrador nato que es Paul Auster se planteó qué habría sucedido si hubiera fingido que, en efecto, él era un detective... Y un equívoco conduce a otro, y sibilinamente se pone en marcha el audaz mecanismo que mueve esta historia, en la que lo irreal va horadando lo real y el novelista ejerce de «cazador de coincidencias», de traductor de las siempre oscuras revelaciones del azar.



La Trilogía De Nueva York


Empieza Ciudad de cristal, con un escritor de novela policiaca que, por azar, se ve actuando como un detective por las calles de la ciudad de los rascacielos mientras se cuestiona quién es en realidad. En Fantasmas, se conforma un laberinto de búsquedas que Azul, el detective, deberá desentrañar. En La habitación cerrada, el protagonista recibe el encargo de buscar a un amigo de la infancia desaparecido que ha dejado una maleta llena de manuscritos inéditos que deseaba que fueran publicados, por razones un tanto confusas. En las obras de Paul Auster, los acontecimientos se precipitan tras sucesos de una naturaleza, aparentemente, insignificante: lo pequeño marca la diferencia y el azar condiciona las decisiones. La investigación de lo otro se convierte en la búsqueda de uno mismo, en el afán de hallar una identidad propia y distintiva.


Tombuctu


Míster Bones, el perro protagonista de esta sorprendente novela de Paul Auster, es el compañero y confidente de Willy G. Christmas, un poeta vagabundo de Brooklyn. Willy presiente que su muerte está cercana, y antes de partir a ese otro mundo al que él llama Tumbuctú, quiere encontrar un nuevo hogar para su fiel amigo. Así, como si de Don Quijote y Sancho Panza se tratara, emprenden un viaje a Baltimore en busca de la profesora de literatura de Willy, a quien éste planea confiar a Míster Bones. A través de la voz de Míster Bones, entramos en la mente de estos dos inolvidables personajes, un hombre y un perro en búsqueda del amor y la amistad.


El Libro De Las Ilusiones


David Zimmer, un escritor y profesor de literatura de Vermont, ya no es ni la sombra de sí mismo. Se pasa los días bebiendo y cavilando sobre el último instante en que su vida aún podría haber cambiado, el minuto aquel en que su mujer y sus hijos todavía no habían subido al avión que estalló. Hasta que una noche, mirando casi sin ver la televisión, y por primera vez tras seis meses de deambular en el vacío, algo lo hace reír. El causante del ínfimo milagro es Hector Mann, uno de los últimos cómicos del cine mudo. Y David Zimmer descubre que aún no ha tocado fondo, que todavía quiere vivir. Comenzará entonces su investigación para escribir un libro sobre Mann, un joven, brillante, enigmático cómico nacido en Argentina, una de cuyas últimas películas, Don Nadie, cuenta la historia de un hombre a quien un pérfido amigo convence de que beba una poción que lo hace desaparecer. Y anticipa la propia historia del actor, que hace sesenta años se desvaneció sin que jamás se supiera nada más de él, ni apareciera su cadáver.


La Invención De La Soledad



Paul Auster comenzó a escribir La invención de la soledad cuando murió su padre de forma repentina. La obra está formada por dos textos diferenciados: el primero, “Retrato de un hombre invisible”, es una reflexión del autor sobre un hecho misterioso del pasado familiar y las consecuencias que este tuvo en el carácter de su padre, la gran figura ausente; de la segunda pieza, “Libro de la Memoria”, Enrique Vila-Matas escribió que es “un bello texto que contiene el germen de toda la obra austeriana”, es decir, la influencia del destino en nuestras decisiones y el poder de las casualidades.

Este es el homenaje de Paul Auster a la figura paterna, una exploración sobre su influencia, sobre el papel de hijo y sobre su propia paternidad; una visión autobiográfica de uno de los escritores más aclamados de nuestro tiempo.

El País De Las Últimas Cosas



Estas son las últimas cosas —escribía ella—. Desaparecen una a una y no vuelven nunca más. Puedo hablarte de las que yo he visto, de las que ya no existen; pero dudo que haya tiempo para ello. Ahora todo ocurre tan rápidamente que no puedo seguir el ritmo”.

En El país de las últimas cosas todo tiende al caos, los edificios y las calles desaparecen, y no hay nacimientos. La existencia se reduce a la mera supervivencia de vidas miserables sin “ni siquiera la esperanza de recuperar la esperanza”. La propia muerte puede comprarse, y se ha convertido en un negocio ofrecer servicios de ejecución. El refugio, el “lenguaje fantástico” de los deseos, los recuerdos y las ilusiones, es también una trampa que acaba por enajenar y consumir a quien lo profesa.

Anna Blume cuenta en una larga carta su paso por la ciudad, en busca de su hermano desaparecido, y su afán por sobrevivir, a pesar de todo, en este ambiente devastado del final de la civilización. Un fascinante viaje posapocalíptico hacia la desaparición del ser humano de la faz de la tierra y la extinción del mundo tal y como lo conocemos.